fbpx

La piel es un todo

Cuando hablamos de piel hablamos de tanto!… Hablamos de un maravilloso mundo de células agrupadas, hablamos del órgano más grande del cuerpo humano. Hablamos de emociones, de contacto, de sensaciones, de protección, de percepciones. 

Si crees que cuidar la piel se limita a limpiar y aplicarte una crema diariamente por la mañana y por la noche, dejame regalarte este posteo porque sé que te va a servir de mucho. 

Como seres humanos somos una especie compleja que está formada por millones de células interconectadas, somos un universo entero!!..¿Lo sabías?.

Por lo tanto pensar que tu piel está desconectada de todo lo que pase en tu cuerpo y en tu mente es un error y, seguramente sea ese pensamiento el que impide que la cuides, que te cuides.

Empecemos por la función principal que tiene la piel en todo nuestro cuerpo.

Protección: protege a los órganos más sensibles volviéndose mullida para resistir un golpe, activándose para impedir que un virus o bacteria ingrese en el organismo, regulando la temperatura  y equilibrando la secreción de líquidos. 

Nos avisa cuando sentimos que estamos en peligro o algo no anda bien para nosotros, seguro que lo sentiste en el sudor de tus manos o alguna vez se te puso «la piel de gallina». Cuando algún órgano interno está en desequilibrio la piel nos avisa de muchas formas. Manifestándose en cambios de color, textura, aparición de lesiones…

La percepción de los estímulos que envía al cerebro a través de los miles de sensores que lleva alojados y que hacen del tacto un sentido tan fundamental desde que nacemos hasta el fin de nuestras vidas. Es la que nos permite sentir ese abrazo que extrañamos en este 2020.

Pensar en todo el trabajo que tiene tu piel 24/7 te deja atónita, y seguramente  ya estés interpretando el por qué si usas una crema a diario igual sentís la piel seca o no está lo luminosa que te gustaría. Por qué el acné es parte de tu lucha diaria, por qué surge la dermatitis, la seborrea, y tantas manifestaciones posibles. 

El mejor tratamiento para el cuidado de tu piel es empezar a escucharte, a interpretar: ¿Qué quiere decirte? y a partir de ahí complementar con lo que necesites de manera integral y desde adentro hacia afuera.

Dicho esto dejanos ayudarte con la cosmética y el cuidado personal. Porque los cosmeticos pueden ser un factor más que influya negativamente en una manifestación de tu piel. ¿Qué significa esto?. Que si por ejemplo: tenés un desequilibrio que provoca exceso de sebo y usas un cosmético con ingredientes comedogénicos , es decir que generan una capa que no absorbe la piel, ese cosmético sea natural o sintético va a hacer que tu poro se tape, tu piel no respire y se forme un ambiente ideal para el crecimiento de bacterias que provocan comedones y acné. Quizás no necesariamente veas tu rostro lleno de granitos, pero es posible que empieces a percibir los famosos puntos negros. O incluso si sentís tu piel seca y aplicas un cosmético con siliconas sintéticas en lugar de aceites o mantecas vegetales, en el momento la vas a ver más luminosa pero con el tiempo vas a notar tu piel cada vez más seca porque la silicona impermeabiliza tu piel y no permite que retenga la humedad ni que penetren agentes humectantes a las células. Entonces, ese brillo se reduce a un «efecto humectante» más que a mantener tu piel humectada.

Conclusión: Aprende a leer tu piel tanto como las etiquetas de los productos que uses. Informate, averigua, pedí ayuda y dejate guiar es un proceso que vale la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
×